La Constitución y las Cortes no se deben reformar por exaltación mucho menos por retaliación, aseguró hoy la alcaldesa Claudia López.

Nuestros ciudadanos necesitan salud, educación, empleo y vivienda. Esas deben ser las prioridades de las instituciones, en vez de desviarse a las disputas y privilegios de los poderosos, dijo la alcaldesa al presentar el proyecto de medidas contra la corrupción.

En su discurso de presentación la mandataria dijo que “los ciudadanos lo que necesitan son pruebas, vacunas, jóvenes que necesitan educación y empleo, mujeres que necesitan protección, no pueden ser opacadas por las peleas intestinas de los políticos.

Manifestó que Bogotá tendrá un nuevo paquete de medidas que incluyen la regulación del cabildeo o lobby en Bogotá y la racionalización de trámites, donde se hará especial seguimiento a los que tienen un mayor riesgo de soborno, entre otros.

De esta manera Bogotá se convierte en pionera en liderar una serie de medidas para prevenir acciones que dañen el patrimonio público o incumplan las normas de transparencia, acceso a la información e integridad.

Otra de las medidas anunciadas por la alcaldesa es que serían públicas las decisiones que se tomen en el marco de las instancias de coordinación y espacios de gobierno corporativo, sobre temas estratégicos para la ciudad.

Además, los contratos tendrían cláusulas y compromisos de integridad entre los proponentes y el Distrito de no otorgar dádivas ni beneficios a los servidores.

En materia de racionalización de trámites, este proyecto le apuesta a identificar trámites y regulaciones innecesarias o que puedan eliminarse, donde se haría especial seguimiento a los de mayor exposición a riesgo de soborno, para los cuales se establecerá un seguimiento que permita aplicar controles efectivos para su prevención.

Por su parte, con relación a las denuncias ciudadanas se establecerá una estrategia de protección y un mejoramiento al esquema de seguimiento, donde cada seis meses las entidades deberán dar a conocer el estado de las mismas y las acciones implementadas.

Todas las entidades del Distrito deberán trabajar coordinadamente bajo parámetros específicos, uniformes y organizados que permitan el intercambio de información en línea para la toma de decisiones.

Este paquete de medidas le permitiría al ciudadano encontrar la información más fácil para ejercer su control y a la Administración Distrital adaptarse y virar hacia un nuevo gobierno abierto que marcará un nuevo relacionamiento con los bogotanos, cerrándole el cerco a la corrupción.

El proyecto de decreto que a partir de hoy puede ser consultado por la ciudadanía para sus observaciones, fue presentado por la mandataria de la ciudad en la instalación oficial del Comité de Transparencia e Integridad para la ejecución de los proyectos estratégicos del Distrito.