Comerciantes de Bogotá aseguraron que el plan Marshall o reforma tributaria presentado por la alcaldesa Claudia López está lleno de buenas intenciones pero debe mirarse con cuidado.

El presidente de Fenalco seccional, Bogotá-Cundinamarca Juan Esteban Orrego, dijo que en un primer análisis realizado por los comerciantes ven el plan Marshall tiene una buena intención pero el Concejo de Bogotá tendrá que estudiar muy bien lo de rebaja del impuesto de Industria y Comercio y los presuntos alivios al predial para el sector no residencial.

Para el Gremio de los comerciantes es inconcebible que se incremente las tarifas del ICA (del 11.04 al 13, 25 por mil) a la producción de bienes primera necesidad como son los productos farmacéuticos, sustancias químicas medicinales, productos botánicos de uso farmacéutico, jabones, desinfectantes y sus materias primas, que en estos momentos garantizan a la población su protección de bioseguridad para evitar el contagio de COVID.

Asimismo, en el Proyecto de Acuerdo se contempla gravar con una tarifa del 13,8 por mil al comercio al por menor realizado a través de internet, comercio al por menor realizado a través de casas de venta o por correo y otros tipos de comercio al por menor no realizado en establecimientos, puestos de venta o mercados.

Juan Esteban Orrego, aseguró que “si bien la Alcaldesa Claudia López fue enfática en afirmar que la propuesta NO es gravar a los comerciantes que venden por internet sino a la Plataformas que permiten este comercio, en el documento no quedó así redactado, lo cual genera confusión y finalmente esa carga se termina trasladando al comerciante. El comercio electrónico es la única alternativa que tiene el comercio para evitar contacto social”.

Además no puede ser que se incluya una nueva carga a los comerciantes que realizan esta actividad en el país, que de por sí ya están en desventaja competitiva frente a los jugadores internacionales que por compras de menos de 200 dólares no pagan arancel ni IVA.

Para FENALCO Bogotá Cundinamarca considera que el Índice de Precios al Consumidor –IPC sea propuesto como límite para crecimiento del impuesto y considera que ese debería ser el límite incluso en condiciones de “normalidad”.

En su defecto, el límite del IPC debería cuando menos reconocerse como regla durante los mismos años que se establece una progresividad de ICA (art 13 proyecto); más aún si la pandemia no ha cesado, pues según los anuncios de la Alcaldesa como mínimo estará presente un año más, pero la afectación en la economía se extenderá más tiempo sin duda alguna.

Según el Proyecto de Acuerdo el sistema de pago por cuotas sólo se mantiene un año para predios no residenciales, FENALCO solicita que esa alternativa se mantenga por menos por el mismo plazo del artículo 13 del proyecto para verificar el comportamiento de la economía en la Ciudad. “El daño económico que ha generado esta crisis está lejos de haber sido superado en un año y por ello la caja de las empresas supervivientes también debe ser respaldada posibilitando el pago por cuotas de predial en adelante”,